Porque, que te rompan el corazón puede ser lo mejor que te puede pasar.

Ya es diciembre y eso al menos a mí, me pone muy reflexiva y un poco en ese mood de mirar atrás y al año que pasó (por cierto, ¡demasiado rápido!).

Hablando con mis amigas, el común denominador era que fue un año difícil pero en realidad para mí, el 2019 ha sido un año muy divertido, de muchos aprendizajes y no tan difícil como lo fue el 2018.

El año pasado fue el año en que por primera vez en mi vida me rompieron el corazón ó me lo rompí solita, como haya sido. Pero nunca había sentido eso en mi vida, las ganas de no levantarme de mi cama, de hablarle a mi mejor amiga y ponerme feliz porque ese día no había llorado o acordarme de ver mis sábanas negras en la mañana porque me había quedado dormida llorando llegando de una fiesta en la que había fingido o pretendido pasármela increíble.

Antes de esto, si alguien me decía que estaba muy triste por haber terminado una relación y me hubiera contado que estaba “así de mal” no lo hubiera creído. Antes de esto, era muy de la idea de que bueno, se termino pero la vida sigue y no pasa nada. Y ahí me acuerdo de mi papá diciéndome que nadie escarmienta en cabeza ajena, las cosas la mayoría de las veces las tienes que vivir para entenderlas.

El otro día en un live me pedían consejos para superar una ruptura amorosa y creo que no hay receta pero es algo que definitivamente no superas sin tus amigos, con tiempo y con muuuuucho amor propio. 3 cosas que siendo muy sincera conmigo misma, no tenía nada dominadas en ese momento.

Vamos por puntos y con un poco de contexto, aunque tenía dos años y medio en la Ciudad de México en realidad no tenía muchas amigas o un “grupito” como lo tenía en Guadalajara. Esto fue súper difícil porque bien lo decía Carrie Bradshaw, cuando estas superando un breakup no hay como tus amigas. Pero también la necesidad crea oportunidades y digamos que cambié mi mind set y me puse las pilas para hacer amigas, para ver a más personas, conectar y organizar eventos porque las amistades no te llegan a la puerta de tu casa en un RappiFavor.

Amor propio, bueno este tema da para un post solito. Que fácil se dice, que difícil es de verdad lograrlo porque aceptarte, no juzgarte, entenderte y quererte tal como eres no es algo que nos enseñen desde chiquitos y no pasa dela noche a la mañana. Creo que al contrario, hoy estamos en un momento en que comparar nuestro cuerpo o estilo de vida con los demás es tan fácil que si no hacemos conciencia nos puede meter a un tren de insatisfacción infinita. Soy partidaria de que siempre podemos mejorar y hacer cambios en nuestra vida para bien, pero aceptarnos en ese momento con lo bueno y malo, no es tan fácil y creo que tampoco tiene que ver con una mascarilla o tarde de spa aunque darte tiempo para ti, siempre ayuda.

Tiempo… siempre digo que la paciencia no es una de mis virtudes. Soy muy impaciente y casi siempre quiero todo para ayer. Pero la vida es hacia adelante y no hacia atrás y solo cuando pasa el tiempo puedes conectar los puntos o entender porque las cosas pasan de tal o cual manera. También las lecciones de vida toman su tiempo y es poco a poco. Pero si, el tiempo lo cura todo.

Hablando de y ahora que ha pasado suficiente tiempo y puedo hablar de esto,conectar los puntos y entender porque es algo que tenía que vivir, que fue lo mejor para acercarme a la persona que quiero ser, puedo decir que esa ruptura es una de las mejores cosas que me han pasado porque solo así pude entender que nada te rompe, que de amor no se muere nadie y no negaré que también me dio una perspectiva con cierta ironía en experiencias posteriores de que “no pasa nada”. Nada es tan grave como podamos sentir que es en algún momento, todo pasa, el cambio es inevitable y en verdad lo que importa más que nada es la relación que tienes contigo mism@.

Fotografía: Rubén Castilla

Vestido: Alfredo Martínez

Zapatos: Stuart Weitzman

Lentes: Acne Studios

No items found.

Porque, que te rompan el corazón puede ser lo mejor que te puede pasar.

Ya es diciembre y eso al menos a mí, me pone muy reflexiva y un poco en ese mood de mirar atrás y al año que pasó (por cierto, ¡demasiado rápido!).

Hablando con mis amigas, el común denominador era que fue un año difícil pero en realidad para mí, el 2019 ha sido un año muy divertido, de muchos aprendizajes y no tan difícil como lo fue el 2018.

El año pasado fue el año en que por primera vez en mi vida me rompieron el corazón ó me lo rompí solita, como haya sido. Pero nunca había sentido eso en mi vida, las ganas de no levantarme de mi cama, de hablarle a mi mejor amiga y ponerme feliz porque ese día no había llorado o acordarme de ver mis sábanas negras en la mañana porque me había quedado dormida llorando llegando de una fiesta en la que había fingido o pretendido pasármela increíble.

Antes de esto, si alguien me decía que estaba muy triste por haber terminado una relación y me hubiera contado que estaba “así de mal” no lo hubiera creído. Antes de esto, era muy de la idea de que bueno, se termino pero la vida sigue y no pasa nada. Y ahí me acuerdo de mi papá diciéndome que nadie escarmienta en cabeza ajena, las cosas la mayoría de las veces las tienes que vivir para entenderlas.

El otro día en un live me pedían consejos para superar una ruptura amorosa y creo que no hay receta pero es algo que definitivamente no superas sin tus amigos, con tiempo y con muuuuucho amor propio. 3 cosas que siendo muy sincera conmigo misma, no tenía nada dominadas en ese momento.

Vamos por puntos y con un poco de contexto, aunque tenía dos años y medio en la Ciudad de México en realidad no tenía muchas amigas o un “grupito” como lo tenía en Guadalajara. Esto fue súper difícil porque bien lo decía Carrie Bradshaw, cuando estas superando un breakup no hay como tus amigas. Pero también la necesidad crea oportunidades y digamos que cambié mi mind set y me puse las pilas para hacer amigas, para ver a más personas, conectar y organizar eventos porque las amistades no te llegan a la puerta de tu casa en un RappiFavor.

Amor propio, bueno este tema da para un post solito. Que fácil se dice, que difícil es de verdad lograrlo porque aceptarte, no juzgarte, entenderte y quererte tal como eres no es algo que nos enseñen desde chiquitos y no pasa dela noche a la mañana. Creo que al contrario, hoy estamos en un momento en que comparar nuestro cuerpo o estilo de vida con los demás es tan fácil que si no hacemos conciencia nos puede meter a un tren de insatisfacción infinita. Soy partidaria de que siempre podemos mejorar y hacer cambios en nuestra vida para bien, pero aceptarnos en ese momento con lo bueno y malo, no es tan fácil y creo que tampoco tiene que ver con una mascarilla o tarde de spa aunque darte tiempo para ti, siempre ayuda.

Tiempo… siempre digo que la paciencia no es una de mis virtudes. Soy muy impaciente y casi siempre quiero todo para ayer. Pero la vida es hacia adelante y no hacia atrás y solo cuando pasa el tiempo puedes conectar los puntos o entender porque las cosas pasan de tal o cual manera. También las lecciones de vida toman su tiempo y es poco a poco. Pero si, el tiempo lo cura todo.

Hablando de y ahora que ha pasado suficiente tiempo y puedo hablar de esto,conectar los puntos y entender porque es algo que tenía que vivir, que fue lo mejor para acercarme a la persona que quiero ser, puedo decir que esa ruptura es una de las mejores cosas que me han pasado porque solo así pude entender que nada te rompe, que de amor no se muere nadie y no negaré que también me dio una perspectiva con cierta ironía en experiencias posteriores de que “no pasa nada”. Nada es tan grave como podamos sentir que es en algún momento, todo pasa, el cambio es inevitable y en verdad lo que importa más que nada es la relación que tienes contigo mism@.

Fotografía: Rubén Castilla

Vestido: Alfredo Martínez

Zapatos: Stuart Weitzman

Lentes: Acne Studios

No items found.

Meet the Author

Sofía Lascurain

Amante del cine, los viajes y los esquites.


Nuesta editora en jefe y fundadora de My Philosophie. Sofía es amante del cine, de los viajes, los esquites y de una buena noche de fiesta con sus amigas. Sus fashion Icons son María Félix, Cher Horowitz, Jane Birkin y Carrie Bradshaw. Ama las mezclas inesperadas y que sus looks siempre tengan un toque divertido.

go back